#elNanWorld

Juguetes de madera

A El Nan no podemos estar más de acuerdo con el artículo que publicó hace unos días Clara de «Con tierra en las manos» sobre los beneficios de ofrecer a los niños juguetes hechos con madera. Son juguetes naturales, duraderas, que fomentan la imaginación de los niños y un montón de cosas más!

Así que queremos compartir con todos vosotros las 8 razones de peso que seguro que os ayudan a decidiros a ofrecer a los niños este tipo de juguetes:

1. Peso y presencia: Los juguetes de madera no son tanto ligeras como otros juguetes hechos de plástico, por ejemplo. Son por tanto, juguetes con una mayor presencia y peso. Los niños han de sujetar con conciencia y firmeza, estimulando a la vez la motricidad de las manos.

2. Estimula el sentido del tacto: los juguetes de madera, especialmente si no están lacadas, proporcionan una sensación muy agradable cuando las tocamos. Además, no todos los juguetes de madera se sienten de la misma manera. Los hay con acabados más pulidos, otros en los que se notan las irregularidades de la madera, otros que son más lisas … todo ello ofrece sensaciones que el cerebro de los niños va registrando, casi sin darse cuenta ‘ n, mientras juegan.

3. Favorecen la imaginación: generalmente los juguetes de madera están mucho menos trabajadas que las de plástico y no suelen incorporar luces o sonidos. Es el niño el que tiene que imaginar todo lo que quiere que el juguete haga, nada viene dado o hecho. Además, al ser menos estructurados, son más polivalentes.

4. Reducen el consumismo. Los juguetes de plástico suelen ser más frágiles, se rompen más fácilmente (sobre todo los más económicas) hecho por el que deban sustituir pronto para juguetes nuevos. Al contrario, los juguetes de madera quizás son un poco más caras y seguramente compraremos menos, pero serán de mayor calidad y esto es esencial para no entrar en la rueda de comprar, usar y tirar rápidamente.

IMG_0078

5. Envejecen mejor y son intergeneracionales. Los juguetes de madera, lejos de romperse o hacerse feas con el tiempo, envejecen fantásticamente. Y en caso de que se rompan … se pueden arreglar más fácilmente que los juguetes de plástico. Se pueden pasar de una generación a otra para que el juguete sigue siendo igual de bonita y funcional.

6. Acompañan al niño durante las diferentes etapas de su crecimiento. Los juguetes de madera, al ser menos estructuradas, suelen ser más atemporales y raramente un juguete de estas características se ve muy infantil o muy de adulto.

7. Permiten ahorrar dinero. Pues si! A pesar de que son más caros, también son de mayor calidad y un mismo juguete puede durar varias generaciones. Y esto, por supuesto, supone un ahorro económico!

8. Conectan con la naturaleza. La madera es un material natural que responde a las expectativas biológicas que tienen los niños al nacer. Nuestro cerebro espera tocar la piel de la madre y materiales naturales (árboles, piedras, tierra …). Por otro lado, usar materiales que vienen directamente de la naturaleza, ayuda a los niños a entender mejor la relación que existe entre la naturaleza y la producción de los objetos cotidianos. Con la madera de los árboles se pueden hacer juguetes, cucharas de cocina, muebles, etc. Explicar al niño de dónde vienen los juguetes de plástico es sin duda, más complicado 🙂

f

También te puede interesar
#elNanWorld
Juegos de construcción
#elNanWorld
Juguetes no sexistas

Deja un comentario